Helado de Aceite de Oliva

Helado de Aceite de Oliva

Con la llegada del buen tiempo, es el momento ideal para degustar una sencilla receta que gustará a grandes y a mayores: helado de aceite de oliva.

Su elaboración es muy sencilla y los ingredientes que vamos a necesitar son igualmente fáciles de obtener. Además no es necesario usar heladera para que quede genial. Pruébalo y sorprende a tus invitados con un postre sabroso y a la vez sano.

Ingredientes:

  • 550 cl de aceite de oliva (Si lo haces con Aceites de Arjona notarás la diferencia)
  • 6 yogures naturales
  • 225 gramos de azúcar invertido (Necesitaremos Gasificantes, que encontraremos facilmente en nuestro supermercado. Ácido cítrico)
  • 300 gramos de azúcar normal
  • 130 cl de agua mineral
  • 3 gramos de bicarbonato sódico

Preparación del azúcar invertido

En un recipiente ponemos 300 gr. de azúcar y añadimos el ácido cítrico e incorporamos el agua mineral. Lo llevamos a ebullición, removiéndolo y cuando hierva separamos del fuego y lo dejamos enfriar hasta que llegue a una temperatura de 50º.

En ese momento incorporamos el bicarbonato sódico. Vamos a ver que se formará una espuma que después desaparece una vez que enfríe. Lo podemos guardar en un recipiente cerrado protegido de la luz. Nos puede durar varios meses.

Preparación del helado

En un bol grande con una varilla o batidora pondremos los yogures y lo mezclamos con el azúcar invertido. Seguidamente vamos incorporando el aceite de oliva como si estuviéramos haciendo una mahonesa. Pásalo a un recipiente y lo metemos al congelador.

Así de fácil y sin necesidad de heladera. Cuando sirvamos el helado podemos ponerle una tostada de bollo de leche o brioche.